Ser ciudadano de Sukhavati

Todos podemos ser ciudadanos de Sukhavati. Sukhavati está abierta a todos, independientemente de sus creencias o procedencia. Solo es necesaria la aspiración a crear una Tierra Pura, un mundo donde la felicidad sea posible.

La palabra Sukhavati proviene de dos términos en sánscrito, «Sukha», que se suele traducir como «dicha», y «vati», tierra, por lo que se traduce habitualmente como «la tierra de la Dicha», o «tierra pura de la suprema felicidad». «Sukha» es el termino contrario a «Dukka» que suele traducirse como «aflicción» o  «sufrimiento».

En nuestro caso, nuestra principal manera de crearlo es evocar al Buda Amida, el Buda de la Luz Infinita, a través de mantener su nombre en la mente y el corazón. Esto es el nembutsu, la recitación del «Namo Amida Bu», que se puede traducir como «Tomo refugio en el Buda de la Luz Infinita». También realizamos otras prácticas, como la meditación zen.

Nuestra Sukhavati está abierta para todos, no solamente para los que recitamos el nembutsu, sino para todos los que deseamos y trabajamos por hacer un mundo mejor.